BLOG

Psicoterapia y Violencia Familiar

Imagen Destacada Articulo 3

Cuando Richard Bandler , en sus inicios aprendió terapia familiar sistémica para así modelar a los mejores terapeutas familiares de aquel entonces, llegó a realizar terapia familiar con sus consultantes, utilizando diversas técnicas de PNL e hipnosis Ericksoniana para generar el cambio, con excelentes y rápidos resultados; Es por ello que la aplicación de PNL en la intervención terapéutica familiar no es una novedad, es más la PNL surge en gran parte del modelaje sistemático de las técnicas terapéuticas aplicadas por los principales terapeutas familiares, quienes entre otros fueron modelados por Bandler y Grinder y permitieron el surgimiento del modelo llamado PNL.(Cabe señalar que no fueron los únicos terapeutas en ser modelados)
En violencia familiar y sobretodo en nuestro modelo de abordaje y tratamiento, intervenimos identificando la sinestesia violenta (1), definida como la respuesta agresiva, verbal o física a un estímulo visual, auditivo o kinestésico, que se presenta en la interacción de la pauta transaccional violenta entre el “agresor” y la “víctima”. Identificar la sinestesia violenta es un paso muy importante en nuestro modelo de abordaje, desde nuestro modelo la sinestesia violenta está constituida por las submodalidades, por la fisiología y los pensamientos del individuo que lo llevan a encontrarse en un estado de carencia de recursos, con diversas anclas negativas, que lo llevan a actuar siguiendo un patrón pre establecido a nivel individual y a una pauta interaccional recurrente y violenta a nivel familiar, es muy importante por ello identificar las anclas negativas que presentan en la interacción violenta tanto el “agresor” como la “víctima”, por ejemplo podemos preguntarnos:¿El agresor a qué anclas negativas responde? responde a un tono de voz específico y particular de su pareja? , a una expresión facial determinada? a un estímulo kinestésico en particular? A un contexto o ambiente específico?, donde frecuentemente se producen las discusiones?, es importante identificar esas anclas negativas , entre agresor y víctima a tres niveles: intrapersonal, interaccional y ecológico –familiar, con todo ello se elabora el mapa transaccional violento para luego diseñar el abordaje terapéutico específico para cada consultante, incidiendo en las pautas y momentos en donde se presenta la sinestesia violenta, el mismo que puede incluir el trabajo y la modificación de las anclas negativas que tiene cada cónyuge; Para ello podemos aplicar las técnicas de acumulación de anclas incidiendo en cada situación de acuerdo al mapa interaccional previamente levantado, modificando y trabajando también con las submodalidades y la fisiología asociada a cada estado, las submodalidades son la manera en la que codificamos las experiencias, es por ello muy importante trabajar con ellas y modificarlas, con todo ello modificamos el patrón la pauta recurrente que lleva tanto a “agresor” y “víctima” a recrear la violencia , cambiando su epistemología, ayudándolo a transformar y pasar de un estado falto de recursos en el que se encuentra cuando interactúa de forma violenta a un estado pleno de recursos , donde puede gestionar adecuadamente sus emociones y aprender a utilizar comportamientos alternativos a la violencia. La intervención terapéutica con casos de violencia familiar es compleja e implica trabajar en la ecología del problema a nivel individual, familiar y ecosistémico, hemos querido aportar con este breve artículo una pequeña parte de esa compleja intervención.
(1) Ricardo De la Cruz Gil. Terapeuta sistémico, Trainer en PNL &Coaching. Fellow member Trainer IANLP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://braincoaching.pe/wp-content/uploads/2017/08/blog-atf-imagen.jpg