BLOG

Epistemología Cibernética de PNL

Imagen Destacada Articul 2

Richard Bandler, el joven psicólogo norteamericano estudiante de doctorado en su natal California, quien conjuntamente con su asesor de tesis y posterior co-creador de la PNL, John Grinder, se encontraban realizando su famosa investigación que posteriormente daría cuerpo a lo que hoy conocemos como Programación Neurolinguística, buscaron a Gregory Bateson, el famoso epistemólogo sistémico, uno de los líderes del grupo de Palo Alto California, quién conjuntamente con Paul Waztlawick, venían estudiando la comunicación patológica en familias multiproblemáticas. Bateson este célebre epistemólogo en particular y el grupo de Palo Alto, liderado por Watzlawick en general influyeron mucho en la construcción teórica de la epistemología de la PNL y en el posterior surgimiento del metamodelo del lenguaje.
Podemos decir que entre uno de los principales aportes de Bateson fue la definición y aplicación de los sistemas cibernéticos a conceptos como “mente” o “cognición”. Bateson participaba desde los años cuarenta en los grupos de investigación sobre la aplicación de la teoría sistémica y la cibernética a los sistemas sociales, figuras célebres como Mc Culloch, Von Foerster y Newmann, conformaban este selecto grupo de investigadores . Bateson fue uno de los pioneros en la teoría de la mente, pero fue más allá al conceptualizarla, desde la cibernética, poniéndola de este modo en el centro de todo el proceso. De este modo la unidad de intervención sea en la terapia o sea en la consultoría organizacional pueden ser un individuo, una pareja , una familia o una organización, y va más allá indicando que es el proceso mental el foco de la cibernética, siendo la mente transversal a todas las unidades sociales y puede abarcar a todos ellos. Bateson define “mente” como un sistema cibernético, la mente para Bateson es un conjunto de partes que interactúan bajo una estructura de retroalimentación, en un contexto ecológico. Estos conceptos y pensamientos de Bateson influyeron y calaron mucho en los dos jóvenes investigadores que se encontraban fascinados por los aportes de Bateson y no dudaron en incluirlos en su naciente teoría. Otro concepto fundamental que incorporaron fue el de los principios sistémico – cibernéticos , ellos estaban fascinados por los grandes avances en las ciencias computacionales y la teoría de la información. Más aún teniendo en cuenta que en California por esos mismos años se estaba gestando el boom tecnológico que posteriormente daría a la luz los más importantes avances tecnológicos de la humanidad en materia computacional.
Los principios sistémicos y cibernéticos fascinaron tanto a Bandler como a Grinder que como sabemos los incluyeron a su teoría. La cibernética se centra en la pautas de retroalimentación, por ende el lente conceptual que nos propone esta epistemología desde la cibernética es desplazar el foco de atención de las partes al todo y de la materia a la pauta que organiza, así para la cibernética tanto las partes como las totalidades son analizadas desde las pautas de organización. Esto tiene grandes implicancias para la forma de abordaje desde la PNL, dejar el modelo Newtoniano, centrado en una causalidad lineal, de causa y efecto, como lo venían realizando los tradicionales enfoques terapéuticos, para centrarnos en un modelo de abordaje más integrador y totalitario, esto es y fue el modelo bajo el cual surgió la PNL. Lo que nos indica es que no debemos aplicar solo la tecnología de la PNL sino ir más allá, estudiar al individuo y su contexto ecosistémico, analizar las pautas que organizan la conducta “problemática”, esto implica no solo quedarnos en la punta del iceberg, sino tener una visión sistémica y compleja del individuo en su ecología, sus interacciones, su familia, su ecosistema, solo así podremos entender el “síntoma” en su verdadera magnitud.
De este modo podemos mencionar que la epistemología cibernética propone una manera de entender y conocer las pautas que organizan la conducta “problemática”, como por ejemplo la conducta agresiva del “cónyuge”, implicaría no sólo analizar y estudiar al “cónyuge agresor”, el problema en sí, sus submodalidades implicadas, las estrategias que el individuo utiliza, su sistema de creencias, etc ; sino ir más allá y analizar las secuencias recursivas de acción; En una discusión entre ese cónyuge y su pareja,se debería entender también, su entorno familiar en particular y en general la ecología que envuelve al “problema” y como este se organiza. De este modo damos un salto y pasamos de enfocarnos en el paradigma de la materia, centrado solo en el problema a nivel individual, basados únicamente en una epistemología del objeto, para tomar el paradigma y la epistemología de la pauta, dando un salto mayor de orden superior ,entendiendo la ecología del problema.
Esta epistemología siempre estuvo en el ADN de la PNL, el problema viene que fue tal su foco en la tecnología y su pragmática, en hacerla tan simple y sencilla para que todo mundo pueda utilizarla y replicarla, que muchos “operadores” de la misma,(entiéndase a personas que aprendieron su aplicación y sus técnicas pero que no tienen formación en las ciencias de la conducta) que desconocen los aspectos epistemológicos de la PNL y sólo “operan”, aplicando sus técnicas y es más enseñan las técnicas desde su particular modo de entenderla tergiversándola totalmente.
La PNL como herramienta de abordaje a nivel clínico o a nivel organizacional, nos enseña que debemos centrarnos y buscar las pautas de organización del comportamiento a nivel sistémico, en su ecología, entender esto es vital para un adecuado abordaje.
Esto implica además que la PNL va más allá de una mera tecnología, si bien Bandler y Grinder quisieron darle un carácter pragmático, en contraposición a los modelos y escuelas psicológicas tradicionales que estaban en boga en la psicología en esos tiempos, haciéndola lo más sencilla posible, la PNL tiene detrás un fuerte componente epistemológico desconocido por muchos, pero existente al fin, que nos brinda el norte para su adecuado abordaje. Robert Dilts, uno de los modernos líderes de la PNL mundial junto con Tim Hallbom desarrollan y tratan de difundir este otro lado olvidado de la PNL su pasado y presente sistémicos – cibernéticos para un adecuado abordaje, incluyendo ahora al modelo conceptos tales como autorganización, autopoiesis y cibernética de la cibernética en alusión a la inclusión del observador en el sistema. Los invito a trascender y dejar de enfocarnos solo en el mero carácter pragmático de la PNL centrado en la simple aplicación de las técnicas, cual recetas de cocina para entender también la complejidad teórica que le da sustento, una parte muy importante que se constituye en el norte de toda intervención, una parte complementaria de una misma moneda sistémica, centrada en su ecología.

Ricardo De la Cruz Gil.MRH,MSc.
Felow Member Trainer en PNL por la IANLP.
Trainer en PNL y Coaching por la NLP&Coaching Institute de California USA.
Master en ciencias: etología y cognición por la Universidad de Barcelona.
Master en Recursos Humanos por la Escuela de Negocios de la Universidad de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://braincoaching.pe/wp-content/uploads/2017/08/blog-atf-imagen.jpg